Conoce a Yuliana: ¡Ejemplo de Transformación!

Mi nombre es Yuliana Vargas, tengo 36 años y he vivido en Estados Unidos por más de 19 años. La causa por la cual estoy aquí es porque mi madre, que era mamá soltera, decidió emigrar y buscar mejores oportunidades.

Gracias a Dios, en mi vida nunca he tenido ningún reto o complicación de salud grave, y me gustaría mantenerlo así para mi y mi familia. Es por eso que mi prioridad es la prevención de enfermedades a través de buenos hábitos. Día con día tengo objetivos concretos para que mi familia tenga un mejor estilo de vida. Lo que me motiva es que quiero hacer un cambio positivo en las generaciones futuras, brindándoles información y educación. No quiero que caigan en los mismos errores que yo. ¡Somos un ejemplo para nuestros hijos! A través de la prevención, estamos asegurando un futuro donde ellos podrán disfrutar y vivir mejor.

Conocí a ROSAesROJO el año pasado en Caridades Católicas, gracias al programa que ellos tienen para los niños menores de cinco años y sus mamás. Participar en El Camino Rojo, justo a la mitad de la pandemia, fue una experiencia única y diferente. Por medio de Zoom conocí a grandes personas, entre ellas a las facilitadoras de mis talleres y sesiones, Tania Lemus y Liz Gutiérrez. Me gustó mucho todo lo que aprendí de ellas. Mi manera de pensar cambió muy drásticamente, para mejorar. Aunque ya trataba de alimentar a mi familia adecuadamente, todavía había mucho que yo desconocía. Y esto fue la clave para hacer un cambio positivo e impactante.

Gracias a que me enseñaron a leer etiquetas de los productos en el supermercado, aprendí que mis bebidas favoritas, aún sin ser sodas, no eran tan buenas como yo pensaba. Pude identificar qué ingredientes me traen un beneficio, y cuáles eran los mejores para mis hijos. Quiero confesar que sí, me sentí abrumada al darme cuenta que muchos de los productos que utilizamos al cocinar no ofrecen información real y clara, y es clave aprender a discernir entre las opciones que se nos presentan. Así que después de El Camino Rojo, ya ponía más atención en lo que compraba y consumía. Hoy uso más ingredientes orgánicos, hierbas y nuevos condimentos que traen beneficios para la salud de mi familia, y además hacen que todo sepa más delicioso.

En ROSAesROJO además de orientarte en nutrición, también te motivan a ejercitarte. A mi siempre me llamó la atención hacer ejercicio pero, honestamente, no invertía tiempo en esto. Recientemente, decidí registrarme con mi hermana a un campamento de ejercicios con el fin de hacer actividad física al aire libre. Ahí me di cuenta que dar tiempo, recursos y acompañarse de alguien en tus objetivos hace toda la diferencia para tener más salud y bienestar. Esta es una inversión a largo plazo y eso me motiva mucho.

Día a día, trato de compartir toda la información que aprendí en El Camino Rojo, a través de recomendaciones optimistas y constructivas. Quiero que los que están a mi alrededor puedan compartir la satisfacción de tener buenos hábitos. Si tienen la oportunidad de formar parte de los programas de ROSAesROJO, ¡se los recomiendo! Por ti y por tu familia.


ROSAesROJO te acompaña y apoya en tu caminar hacia la salud física, emocional y mental. En pocas palabras, aquí encuentras motivación para mejorar y una segunda familia.