Un Poderoso Cuaderno

Autor: Aideé Granados


-¡Viernes por la tarde, casi de noche!- Mi cirujano me llamó por teléfono. En esa llamada, me confirmó el resultado de la biopsia realizada. Su diagnóstico fue “cáncer de mama no diferenciado”. ¡Viernes en la tarde, casi de noche! Tendría que esperar dos larguísimos, casi interminables días para hablar con el que sería mi oncólogo. Tenía un millón de preguntas. Yo quería que la llamada no terminara por nada del mundo. Sin embargo, eso no iba a ser así. Y le digo: “Doctor, ¿Dígame usted qué hago mientras? ¡Veré al oncólogo hasta el lunes!” Y su respuesta ha sido de las más valiosas que he recibido: “Aideé, ve y compra un cuaderno”. ¿Un cuaderno? Hice caso a su recomendación. Fui y lo compré. ¡Siempre he sido bastante nerd! Fue un cuaderno nuevo, especial, que me cabía en mi bolsa. Lo podía tener en mi buró, a un lado de la cama. Me acompañaba a dónde iba. Mi cirujano me dijo algo así: “De hoy en adelante, durante todo este camino para curar el cáncer, tendrás muchas preguntas y r